martes, 26 de julio de 2011

El valor por hora de la clase de español. Cuestiones a tener en cuenta.

Hablando con algunos profesores me encuentro con que la mayoría de nosotros cobramos más o menos lo mismo por hora de clase.
Sin embargo, hace unos días escuché que un profesor cobraba un valor muy por encima de la media de mercado en lo referente a clases de español y me acordé de algunas cosas. No entraré en comentar valores (eso es un tema que debe de ser tratado directamente con tu profesor o profesora), ni en si el valor que cobraba este profesor era justo o no.


Hace poco más de un año hice un curso llamado "Técnico comercial informático" (si no recuerdo mal). Ya saben quienes me conocen mi afición a la informática y a las nuevas tecnologías.

Bien en aquel curso nos hablaron del famoso "Valor añadido" y nos pusieron un vídeo que ahora os invito a ver:



Cuando vimos este vídeo en clase muchos pensaron "Guau, puedo cobrar lo que quiera si lo justifico y lo entrego envuelto en papel celofán..." Yo estaba, y estoy, en desacuerdo con esta idea.
En el fondo, pienso que uno puede pagar un poco más por la experiencia pero pienso que no es justo multiplicar este valor solo por multiplicar. Yo, en mi caso, no pagaría nunca R$ 20 por un plátano aunque me lanzaran unos fuegos artificiales al pedirlo y pienso que si lo haces es que no le das suficiente valor al dinero.

PlátanoImage via Wikipedia
¿20 Reales?

Entonces, como alumno, cuando el profesor te diga el precio que cobra por clase pregúntale por qué cobra ese valor y qué diferenciales tendría el con respecto a otro que cobra más barato. Ya me ocurrió alguna vez que un alumno me dijo que ya había encontrado un profesor que cobraba menos de la mitad que yo y yo le pregunté que por qué entonces no se había quedado con él. ¿Quieres un profesor que tenga másteres y posgrados? Vas a tener que pagarlo. (Infórmate del currículum de tu profesor).

Como profesor, pregúntate cuánto vale una hora de tu tiempo y qué factores te hacen "perder" más o menos dinero (por ejemplo el transporte, que está subiendo muchísimo en São Paulo; el parking, etc.).
Piensa también en cuáles son tus diferenciales: Experiencia, estudios, recursos para la clase... piensa qué vas a ofrecerle al alumno por ese valor y sé justo a la hora de poner un precio. Conozco profesores que llevan a sus clases mil y un recursos tecnológicos como ordenador portátil, proyector... todo eso son buenos argumentos a la hora de justificar tu valor.

Piensa que quitando el transporte público, el precio de los libros (si es que los usas) y el aumento del costo de vida, no hay muchos factores que influyan en tus beneficios finales. Así que no te vuelvas loco a la hora de fijar tu valor por hora. Recuerda aunque Mario Persona diga que mucha gente está dispuesta a pagar R$ 20 por un plátano hay mucha más que no lo está.

Y tú, ¿qué harías? ¿Pagarías 20 Reales por un plátano?

No hay comentarios :

Publicar un comentario

No te cortes y deja un mensaje.